Directorio democratico cubano -est. 1990- The cuban democratic directorate

Log in


EL NUEVO HERALD | OPINION | ALEJANDRA, ABSURDO CRUELDAD DEL CASTRISMO

09 Aug 2018 4:06 PM | Silvia G. (Administrator)


09 de agosto de 2018 01:29 PM

El totalitarismo es real. El control está presente en todos los estamentos de la sociedad, el ciudadano lo percibe, causa por la cual la inmensa mayoría de la población se siente desamparada ante las autoridades del estado. El desamparo y desaliento es una especie de epidemia de la cual muy pocos pueden sustraerse y que cala dolorosamente en el conocimiento de cada individuo desde su más tierna infancia, razón por la cual muchos prefieren acatar los dictados para no aumentar los sufrimientos.

Sin embargo, cuando los abusos son rechazados y las víctimas optan por enfrentar el verdugo como están haciendo Antúnez y su esposa en defensa de Alejandra, la solidaridad es obligatoria.

Es un deber ineludible sumar voluntades y esfuerzos para apoyar a quienes padecen las crueldades absurdas del castrismo. La defensa de los derechos de un tercero también incluye la defensa de los nuestros. Respaldar a Alejandra y sus padres es un deber, porque cuando los derechos de ellos son vulnerados, los nuestros están amenazados.

La dictadura cuenta con fuerza suficiente e impunidad internacional para disponer quienes pueden salir del país. En el pasado reciente los cubanos para viajar al exterior además del pasaporte requerían un documento final que le autorizaba dejar el país. Relacionado con esa disposición, a cada viajero que partía al extranjero le decomisaban sus bienes, incluida vivienda, electrodomésticos, autos, joyas y cuentas bancarias en caso de que tuviera uno o todos estos patrimonios.

Alejandra, como tantos otros niños, sufre la perversidad de un régimen que violenta todos los derechos de sus ciudadanos, incluido lo no natos, porque desde la perspectiva de los gobernantes un pequeño es cómplice de sus padres si estos actúan en su contra.

Como bien dijera el propio Antúnez, “Es una inmoralidad, es inhumano y cruel condicionar el estatus legal de una inocente por las ideas políticas de sus padres”, una crítica que se acentúa con la reciente prohibición de salida del país de Magali Rivaflecha Revilla, madre de Alejandra. Ella viajaba a Estados Unidos para un chequeo médico periódico de la niña y porque al ser ciudadana americana, las leyes de Cuba le prohíben permanecer en el territorio nacional por más de tres meses consecutivos.

Periodista de Radio Marti



ARTICLE LINK

office: +1 (305) 220-2713 email: info@Directorio.org