Directorio democratico cubano -est. 1990- The cuban democratic directorate

Log in


  • 06 Aug 2019 10:07 AM | Silvia G. (Administrator)

    Lourdes Esquivel Y Jo'se Díaz Silva, opositores cubanos al régimen castrista. (FACEBOOK).

    El matrimonio de opositores compuesto por José Díaz Silva y Lourdes Esquivel Vieito ha sido merecedor del Premio Libertad Pedro Luis Boitel 2019, galardón patrocinado por un conjunto de organizaciones de América Latina y Europa, y el Directorio Democrático Cubano, con sede en Miami.


    En entrevista con Radio Televisión Martí, el abogado René Bolio, presidente de la Comisión Justicia Cuba, elogió la labor del matrimonio Díaz-Esquivel y explicó los porqués del reconocimiento.

    “Como una muestra de todos los que en Cuba están ofreciendo su vida, su libertad, sus bienes más preciados para recuperar la democracia”, apuntó el letrado.

    Silva, de 59 años de edad, es un exprisionero político que dirige el Movimiento Opositores por una Nueva República (MONR) y ha sido detenido y golpeado por las fuerzas represivas en varias ocasiones.

    Esquivel integra el movimiento Damas de Blanco y en sus intentos de participar en las marchas dominicales de la organización ha sido detenida, golpeada y multada por “violar” los cercos de seguridad que la policía organiza contra las mujeres en La Habana.

    El premio fue ideado para recordar la memoria del prisionero político Pedro Luis Boitel, quien murió en una huelga de hambre el 25 de mayo de 1972 en una cárcel por enfrentarse a la dictadura de Fidel Castro.

    Esquivel Vieito, que apoya las actividades de las Damas de Blanco, agradeció el premio y afirmó: “Aquí vamos a seguir luchando por el pueblo”.

    El premio ha sido otorgado en ocasiones anteriores a Ramón Enrique Díaz, Lorenzo del Toro, y los expresos políticos José M. Rodríguez (Alianza Democrática Oriental), Jorge Luis García Pérez (Antúnez) y el Dr. Eduardo Cardet.


    ARTICLE LINK

  • 06 Aug 2019 10:01 AM | Silvia G. (Administrator)

    Página de Inicio


    El Premio Libertad Pedro Luis Boitel 2019 fue otorgado este lunes al opositor y exprisionero político José Díaz Silva y a su esposa Lourdes Esquivel Veyto en una ceremonia en Costa Rica, de la que el matrimonio conoció a través de una llamada telefónica, informó el Directorio Democrático Cubano.

    Este año el reconocimiento año fue entregado por el diputado costarricense Dragos Dolanescu y el presidente de la Comisión Internacional Justicia Cuba, Rene Bolio, en coordinación con la organización opositora radicada en Miami.

    "Es una valiente iniciativa desde la América Latina, donde se encuentra el choque entre el castro-comunismo y la libertad", declaró Orlando Gutiérrez Boronat, cofundador y vocero del Directorio Democrático Cubano.

    José Díaz Silva cumplió prisión política en diferentes ocasiones por un total de 14 años y es el presidente del Movimiento Opositores por Una Nueva República (MONR), representa el Movimiento Democracia en Cuba y es miembro activo del Frente Nacional de Resistencia Cívica Orlando Zapata Tamayo.

    Lourdes Esquivel Veyto, por su parte, es Dama de Blanco y secretaria del MONR. "Los esposos cuentan con un largo historial de lucha en la resistencia cubana, en defensa de los derechos humanos y la libertad de Cuba", añadió el Directorio.

    El Premio Libertad Pedro Luis Boitel fue creado en 2001 por una coalición de ocho organizaciones no gubernamentales de Europa oriental y central junto al Directorio Democrático Cubano. Es presentado anualmente para reconocer el trabajo y liderazgo excepcional de la resistencia dentro de Cuba que promueva un cambio hacia la democracia.

    Lleva el nombre de Pedro Luis Boitel en recordación del activista que luchó contra la dictadura militar de Fulgencio Batista y luego contra el totalitarismo del régimen de Fidel Castro. Boitel fue condenado en 1961 a diez años de prisión, pero el régimen de Fidel Castro lo mantuvo encarcelado aún después de que había completado su sentencia.

    Comenzó una huelga de hambre que duró 53 días y le negaron asistencia médica, a consecuencia murió el 25 de mayo del 1972.

    En 2018, el galardón fue entregado a Eduardo Cardet, coordinador del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), y en 2017 recayó en Yanet Pérez Quevedo, miembro del Partido Pro Derechos Humanos de Cuba, afiliado a la Fundación Andrei Sájarov.


    ARTICLE LINK

  • 05 Aug 2019 3:16 PM | Silvia G. (Administrator)


    La premisa gandhiana es que la fuente del poder político está en la dimensión moral y espiritual del ser humano.

    “Es un principio fundamental de Satyagraha que el tirano a quien el Satyagrahi intenta resistir tiene poder sobre su cuerpo y posesiones materiales, pero no puede tener poder sobre el alma. El alma puede permanecer invicta e inconquistable incluso cuando el cuerpo es prisionero. Toda la ciencia de Satyagraha se originó del conocimiento de esta verdad fundamental” (Gandhi como Estratega Político, Sharp, p.54)

    Este razonamiento gandhiano proviene de la filosofía estoica y clásica occidental. El objetivo subyacente de un movimiento de resistencia civil es que los individuos despierten internamente para que puedan despertar a otros individuos, incluyendo a sus opresores.

    El despertar de los individuos es vital porque, en realidad, la tiranía no es solo el crimen del tirano, pero también de todos esos que participan en ella, ya sea activa o pasivamente. Un despertar social es necesario para poder cambiar el entorno que da origen a las tiranías.

    La jerarquía de valores identificados por Gandhi en la lucha de la resistencia civil implica lo siguiente, y forma parte o es inspirada por, verdades o identidades universales, que pueden ser halladas en la tradición.

    • La existencia del alma en el hombre.
    • La presencia de una moralidad transcendental en el hombre.
    • El individuo es la antena sensible a estas realidades espirituales y morales.
    • El poder social es la expresión de estas dimensiones espirituales y morales, y de la voluntad individual que activa estas energías latentes.

    Basado en estos factores, la lucha pacífica debe consistir, al menos, en los siguientes aspectos:

    (A) Acciones individuales para despertar una conciencia liberatoria, elaborando un código ético basado en esta conciencia expandida, que sea catalizadora para que otros individuos puedan someterse a un proceso similar.

    (B) Desobediencia civil para poder ejercitar el despertar del individuo y el consecuente poder social, a través de diferentes métodos y vías.

    (C) Programa Constructivo: Acción individual y social dirigida exclusivamente a promover la solidaridad humana como vía para renovar la dimensión espiritual de la sociedad y lograr la resurrección moral necesaria.

    Gandhi nunca se enfrentó a un régimen totalitario, pero la esencia filosófica de su doctrina de lucha, la cual identificó y desarrolló, era profundamente anti-totalitaria.

    En términos de teoría política: Satyagraha debe renovar a la sociedad para poder renovar el contrato social y de esta forma la República es re-fundada en libertad.

    El extenso trabajo científico de Gene Sharp, dedicado al análisis y clasificación de las diversas expresiones históricas de la lucha no-violenta ha sido extensamente estudiado por regímenes revolucionarios y totalitarios para poder hacer que sus sistemas de inteligencia y represión sean más efectivos en retener el poder cuando son confrontados por intensos desafíos populares. Los regímenes totalitarios y revolucionarios son ahora mucho más conscientes de sus propias vulnerabilidades y sensibilidades, y por ende son mucho más prácticos en protegerlos.

    Ejemplos dramáticos de esta recién descubierta habilidad pueden ser estudiados en el éxito que regímenes totalitarios, revolucionarios y autoritarios han tenido en mantener el poder en Irán, Rusia, China, Siria, Venezuela, Nicaragua y Cuba. Debe ser mencionado, y es vitalmente importante para cualquier estudio posterior, que el desafío popular y la resistencia continúan en contra de todos estos regímenes, en Hong Kong, en Moscú, en Managua, en Caracas, en La Habana. Este hecho es nuestra esperanza y certitud.



    ARTICLE LINK

  • 26 Jul 2019 12:21 PM | Silvia G. (Administrator)


    En el falso referendo en febrero de este año, la No cooperación masiva de la población mostró ante el mundo la farsa electoral del castrismo. Millones de cubanos tuvieron el civismo de decirle que No al intento castrocomunista de perpetuar la manipulación de la opinión pública cubana. Asimismo, hemos notado cómo la resistencia popular resurge con bríos en la isla esclava. Huelgas, protestas, la valiente manifestación pública que llevara a cabo la comunidad LGBTQ cubana, así como el ejemplo permanente de nuestras Damas de Blanco y nuestros presos políticos constituyen una clara indicación de que la lucha está viva.

    Desde el exterior, el exilio cubano no ha dejado de movilizarse, y sus pasos han sido fructíferos. La comunidad exiliada unida, desde los congresistas y senadores hasta el pueblo en las calles han logrado avances certeros en el esfuerzo por quitarle oxígeno a la dictadura para que la lucha interna pueda respirar y desplazarse.

    En campañas de la comunidad coordinadas por la Asamblea de la Resistencia Cubana en Miami, y con el apoyo de otras áreas del exilio, se ha logrado:

    • El levantamiento a las restricciones al Título III de la Ley Helms-Burton, el cual ha permitido presentar importantes demandas en las cortes de Estados Unidos contra los que explotan propiedades robadas por el régimen castrista.
    • El fin del turismo de cruceros a Cuba en el usufructo de propiedades robadas por el régimen comunista de Cuba. Turismo que explotaba al trabajador cubano y alimentaba al aparato militar represivo.
    • Los primeros pasos en firme para el fin al falso intercambio cultural que privilegia a los artistas sumisos al régimen y castiga a los que no claudican en su reclamo de libertad de expresión.
    • Los primeros pasos en firme, dados ante la OEA, en Chile, en Colombia y en Costa Rica por la Comisión Justicia Cuba para el enjuiciamiento de los jerarcas del régimen castrista por los crímenes de lesa humanidad que han cometido contra el pueblo cubano y otros pueblos como los de Venezuela y Nicaragua.
    • Asimismo, se ha fortalecido la coordinación y hasta la integración con los movimientos de resistencia y los exiliados nicaragüenses y venezolanos.

    El pueblo cubano, como vimos en Regla, como vimos con la no cooperación con el falso referendo electoral, rechaza la perpetuación de la tiranía.

    Hemos constatado también que a todos los niveles se ha diseminado un sentimiento de derrotismo y pesimismo en el régimen comunista. Hasta en las filas de mayor confianza del régimen ya se conversa sobre la falta de dirección, de inadaptabilidad económica del régimen y su falta de respuestas ante las graves deficiencias y penurias que un modelo caducado le ha causado al país.

    El reciente indulto ofrecido por el régimen comunista a un número de presos, las improvisaciones y respuestas incoherentes por parte del presidente de a dedo Miguel Díaz-Canel, es el síntoma del descontento generalizado que reina en las filas interiores de la tiranía.

    A nivel internacional, la reacción en el mundo civilizado ante la cruel ocupación castrocomunista de Venezuela y Nicaragua, ha resultado en el aislamiento del régimen de Maduro y también a que la vista acusadora de la comunidad internacional se gire de manera decisiva contra todos los componentes del régimen castrista.

    Asimismo, en países alrededor de América Latina y de Europa han ido llegando al poder mediante elecciones libres una serie de partidos y líderes anticomunistas. Tal es el caso de Brasil, donde el gobierno del Presidente Jair Bolsonaro puso fin al supuesto plan de médicos del régimen comunista de Cuba, mediante el cual se estaba financiando a la tiranía que desgobierna a Cuba. Adicionalmente, se utilizaba ese plan para inyectar a Brasil con la subversión y el espionaje Castro comunista.

    La realidad es que este es un régimen moribundo. Los intereses del pueblo y los intereses del régimen son irreconciliables. O se sirve a los intereses del pueblo o se sirve a los intereses del régimen. Lo que es obvio es que hay que terminar con la dictadura para que deje de dañar a Cuba.

    Sabemos, por supuesto, que esta es la empresa mayor, el esfuerzo supremo hacia el cual tenemos que unirnos en la aspiración y unirnos en la acción. Los logros que hemos ido alcanzando son el resultado de la unidad más importante de todas, la unidad de propósito.

    Estamos a las puertas del esfuerzo decisivo de liberación, para hacerlo responsablemente hay que preparar las condiciones. En esa fase precisamente nos encontramos las organizaciones patrióticas de la Asamblea de la Resistencia Cubana, sin embargo, para que el esfuerzo sea exitoso, no puede depender de un grupo de organizaciones, sino de la lucha del pueblo en la medida y alcance de sus posibilidades.

    Somos todos una idea, un valor, una razón discernida en el tiempo: una Cuba libre. Somos una convicción: que el cubano tiene el potencial de vivir, de existir con disfrute y transcendencia de la vida. Somos la convicción de que la libertad es consustancial con nuestra identidad.

    Ha llegado el momento, con decisión y humildad, de iniciar el camino hacia la nueva vida.

    ¡TODOS POR CUBA LIBRE!

    ARTICLE LINK


  • 09 Jun 2019 1:28 PM | Silvia G. (Administrator)



  • 02 Jun 2019 11:54 AM | Silvia G. (Administrator)


    Captura de video en Youtube
    Exiliados cubanos en un encuentro con María Faría, representante de Juan Guaidó en Costa Rica | Foto © Captura de video en Youtube

    La organización opositora cubana Directorio Democrático Cubano, con sede en Miami, tramita un juicio internacional contra el gobierno de Cuba por crímenes de lesa humanidad, informo Orlando Gutiérrez Boronat, cofundador de la agrupación, al diario costarricense ElPeriodicocr.


    El dirigente señaló que la ideología comunista imperante en la Isla es responsable de la crisis que afecta actualmente a Venezuela.

    “Nosotros estamos en gestiones de enjuiciar internacionalmente a este régimen comunista por los crímenes de lesa humanidad cometidos contra el pueblo cubano, el de Venezuela y otros pueblos”, indicó.

    “En Cuba está establecido un régimen totalitario que responde a una ideología que no reconoce fronteras nacionales. Este régimen ocupa Venezuela y ocupa Nicaragua. Se trata de sistemas antidemocráticos cuyo objetivo consiste en la permanencia indefinida en el poder”, añadió.

    Gutiérrez Boronat fue a Costa Rica para participar en el Foro sobre el Sistema Educativo Cubano, organizado a raíz de la firma, el pasado 29 de abril, de un memorando para la cooperación en materia educativa entre los gobiernos de Cuba y del país centroamericano.

    La firma del acuerdo generó preocupación en varios congresistas debido al “adoctrinamiento comunista” de la educación cubana, y alegaron que los docentes que la Isla eventualmente envía a esa nación son en realidad agentes comunistas que se infiltran en sociedades democráticas.

    Por otra parte, el 14 de mayo Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel fueron denunciados ante la Corte Penal Internacional por crímenes de lesa humanidad, debido a los abusos y las condiciones de esclavitud que sufren los médicos enviados a trabajar como cooperantes en el exterior.

    La demanda fue presentada por la Asociación Prisoners Defenders International Network; su presidente y fundador, Javier Larrondo Calafat, y el abogado penalista Sebastián Rivero Silva, así como por la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) y su coordinador general, José Daniel Ferrer.

    El Directorio Democrático Cubano fue uno de los grupos en Miami que pidieron al presidente Trump implementar “plenamente” la Ley Helms Burton, lo cual permite demandar a compañías extranjeras que usan bienes expropiados por el régimen.


    ARTICLE LINK

  • 30 May 2019 8:54 AM | Silvia G. (Administrator)


    30 de mayo de 2019 - 14:05 - Por DANIEL CASTROPÉ

    María Faría, embajadora de Venezuela reconocida por el Gobierno de Costa Rica, recibió a una delegación de la Comisión Justicia Cuba y advirtió que el régimen cubano es un problema para el hemisferio

    dcastrope@diariolasamericas.com

    @danielcastrope

    María Faría, embajadora de <font face="Verdana, Arial, Helvetica, sans-serif">Venezuela</font> en <font face="Verdana, Arial, Helvetica, sans-serif">Costa Rica</font>.
    María Faría, embajadora de Venezuela en Costa Rica.DANIEL CASTROPÉ/DLA

    MIAMI.- La embajadora de Venezuela en Costa Rica, María Faría, hizo un llamado a otros países del continente que puedan ser vulnerables a la instauración de un sistema comunista como el exportado por Cuba, que hoy tiene en crisis al pueblo venezolano, para que “estén alertas” y no permitan el avance de esa ideología.

    Faría, quien fue reconocida como embajadora por el Gobierno costarricense el pasado 14 de febrero, luego de que decenas de países acogieran el nombre de Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela, afirmó que el “castrochavismo” es un “problema para el hemisferio” y fue enfática al señalar que la única intervención que tienen los venezolanos actualmente “es la de Cuba”.

    Las palabras de la diplomática venezolana se produjeron tras una reunión con miembros y asesores de la Comisión Justicia Cuba, quienes presentaron una propuesta de apoyo al Gobierno de Juan Guaidó para la creación de un tribunal internacional en el que sean juzgados los delitos de lesa humanidad atribuidos al castrismo dentro y fuera de la isla.

    “Creo que es necesario tener una coalición positiva en pro de las democracias y hablar sobre las diferencias de una ideología política y la defensa del ciudadano, y creo que esta es una tarea no solo de los venezolanos, sino de todos los pueblos que están sufriendo, y estar muy atentos en otros países donde se quiere implementar esta ideología”, explicó.

    La representante del presidente Guaidó asumió sus funciones el 16 de abril pasado luego de que el cuerpo diplomático de Nicolás Maduro abandonara el país, con la pérdida de inmunidad y otros privilegios, gracias al reconocimiento oficial otorgado por el Gobierno costarricense.

    Agregó Faría que “yo estoy aquí en representación de ese pueblo que sigue oprimido bajo una dictadura que ha violentado todos sus derechos a nivel político y social, y como exiliada me toca fomentar la libertad de nuestros derechos y levantar la voz por aquellos ciudadanos que están padeciendo por la dictadura”.

    Sobre la ruptura de las negociaciones entre el régimen de Nicolás Maduro y la oposición que encabeza el presidente Guaidó, en Noruega, la emisaria del Gobierno interino de Venezuela dijo que no podía emitir un pronunciamiento. “Me han estado llamando los periodistas, pero tengo instrucciones de no hablar sobre el tema”, subrayó.

    En torno a este particular, las reuniones entre representantes de Maduro y Guaidó, en Oslo, concluyeron sin acuerdo alguno. “Hemos ratificado nuestra ruta: el cese de la usurpación, un gobierno de transición y elecciones libres como una forma de resolver la tragedia que Venezuela sufre hoy”, dijeron en un comunicado allegados a Guaidó.

    Reunión con Justicia Cuba

    Entretanto, la diplomática exaltó los alcances de la iniciativa de la Comisión Justicia Cuba, en el sentido de crear un tribunal de enjuiciamiento al castrismo, tras coincidir con la premisa de que el régimen cubano es la raíz de los males que sacuden al pueblo venezolano y a otros en el continente.

    Faría fue enfática al señalar que un tribunal como el propuesto sería de “gran importancia para la causa de la libertad” en países que se encuentran gobernados por dictaduras que han tenido, a lo largo del tiempo, una “profunda injerencia desde La Habana”.

    A la reunión con la embajadora asistieron Orlando Gutiérrez-Boronat, Manuel Zalba, Martín Paz, Jorge Planas, Daniel Quiros, Bertha Antúnez, Luis Zúñiga y Pedro Corzo, quienes ensalzaron la tarea que viene implementando el presidente Guaidó y, al mismo tiempo, insistieron en la necesidad de afrontar el problema de Venezuela desde su raíz en Cuba.

    Durante su intervención, Gutiérrez-Boronat disertó sobre la Venezuela que conoció antes de la llegada al poder de Hugo Chávez y afirmó que un tribunal en el que sean llevados a juicio los responsables del sistema totalitario de la dictadura castrista traería beneficios a la libertad que se busca hoy en territorio venezolano.

    Por su parte, Antúnez se refirió a la falta de libertades que padecen los cubanos que se atreven a salir a las calles a protestar contra el régimen, mientras que Zúñiga, haciendo alusión a dos pasajes de la Biblia, resaltó la personalidad de la embajadora Faría, quien tras una labor intensa logró tomar las riendas de la sede diplomática venezolana en San José, en abril pasado.

    De igual forma, Paz y Planas, ambos de nacionalidad venezolana, dijeron que al estar presentes en esa embajada se sentían en “tierra de libertad”, a lo que Corzo, quien vivió por varios años en Venezuela, aportó un breve recuento de lo que era esa nación petrolera antes del chavismo.

    Más adelante, Zalba, que es de origen español, expresó su apoyo a la causa del presidente Guaidó y reclamó del presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, una posición clara sobre la situación de Venezuela, “por los lazos de hermandad que unen a estos dos países”.

    La Comisión Justicia Cuba ha recibido el respaldo de diferentes países, organizaciones internacionales y movimientos políticos a su iniciativa de constituir un tribunal en el que sean juzgados los responsables de crímenes como el hundimiento del Remolcador 13 de Marzo y el derribamiento de dos avionetas de Hermanos al Rescate, entre otros delitos plenamente documentados.


    ARTICLE LINK
  • 29 May 2019 8:15 AM | Silvia G. (Administrator)


    Exiliados nicaragüenses en Costa Rica denunciaron, durante un foro presidido por la Comisión Justicia Cuba, el creciente aumento de agentes de la Isla dentro de las fuerzas militares del régimen de Daniel Ortega, informó Diario de las Américas.

    El encuentro, situado en San José, agrupó a abogados y activistas de más de una decena de nacionalidades, los cuales debatieron los crímenes de lesa humanidad del castrismo.

    Dentro del marco del evento, Hugo Morales, un expatriado nicaragüense, relató a los presentes cómo “paramilitares” al servicio de Ortega y bajo la “orientación de oficiales cubanos” asesinaron a su hermano -un opositor del gobierno sandinista- en septiembre del pasado año.

    “Después de ser ejecutado, le dejaron un mensaje en la barriga que decía que tenía que regresar para pagar por lo que había hecho”, declaró.

    Por su parte, el activista del movimiento universitario "19 de Abril",  Alejandro Bravo, hizo mención de un “represor” de origen cubano que disparó contra manifestantes en la ciudad de Masaya, al noreste de Nicaragua. La nacionalidad del criminal fue descubierta, gracias a su acento.

    “Él no hablaba, no quería identificarse. La población lo estaba maltratando porque había disparado contra civiles. Él dijo que se iba con el ‘consolte’ en mi motocicleta a un hospital, una palabra que es muy cubana. Era un ciudadano de unos dos metros, de tez blanca y puedo testificar que era cubano”, detalló.

    Asimismo, el exmilitar Carlos Zamorán aseguró que la presencia de cubanos dentro de su país ha sido constante desde la década de los 80 del pasado siglo, sin embargo, en los tiempos actuales la injerencia es “más evidente”:

    Según comentó, “estos cubanos eran supuestamente asesores, pero se preparaban para torturar y asesinar a campesinos” y con el retorno de Ortega en 2007, los presuntos consultores aumentaron en número.

    En relación al foro llevado a cabo en San José, Martín Paz, exconcejal venezolano y miembro de la Comisión Justicia Cuba, afirmó que los crímenes del castrismo serán llevados “muy pronto” ante un tribunal internacional.

    Cada uno de los testimonio presentados en la jornada serán evaluados por los integrantes de la organización, impulsada -desde hace dos años- por el Directorio Democrático Cubano y la Asamblea de la Resistencia Cubana, junto con el respaldo de la OEA y disímiles países que se han sumado a la causa.

    Esta no es la primera vez que se denuncia el accionar de la inteligencia cubana dentro del régimen de Ortega. Hace dos meses atrás, un matrimonio de nicaragüenses, compuesto por Lizzette Sequeira y Pedro Ortiz, dijeron haber sido torturados por militares de la Isla.

    "Entre los policías y los paramilitares andan cubanos", manifestó la pareja frente a la Comisión Permanente de Derechos Humanos.

    Desde abril de 2018, Nicaragua ha sido el escenario de constantes movilizaciones populares en busca de la salida de Daniel Ortega y su esposa, Rosario Murillo, de la presidencia. La crisis política en el país centroamericano ha dejado centenares de muertos y una parálisis económica, que ha obligado a grandes grupos de residentes a emigrar.

    ARTICLE LINK

  • 29 May 2019 7:59 AM | Silvia G. (Administrator)

    Página de Inicio


    Asistentes al encuentro. (DIARIO LAS AMÉRICAS
    )

    Exiliados nicaragüenses que huyeron de su país a Costa Rica como consecuencia de la crisis provocada por la dictadura de Daniel Ortega, denunciaron en San José la presencia de un creciente número de cubanos en tareas represivas de las fuerzas militares y de Policía en esa nación centroamericana.

    Las querellas fueron presentadas en el marco de un foro realizado por la Comisión Justicia Cuba, organización integrada por abogados y activistas por los derechos humanos de diez nacionalidades, cuya misión es fiscalizar los delitos de lesa humanidad del castrismo y viabilizar la creación de un tribunal en el que sean juzgados.

    Entre los testimonios recogidos por este comité internacional destaca el ofrecido por el joven nicaragüense Hugo Morales, quien relató cómo "paramilitares" al servicio del régimen de Ortega, bajo la "orientación de cubanos", asesinaron a su hermano en septiembre pasado.

    "Después de ser ejecutado, le dejaron un mensaje en la barriga que decía que (Morales) tenía que regresar para pagar por lo que había hecho", contó, según el reporte de Diario las Américas.

    El asesinato del hermano de Morales sucedió, dijo, "simplemente por protestar por algo con lo que no estaba de acuerdo".

    Entretanto, el activista Alejandro Bravo, quien dijo ser parte del Movimiento 19 de Abril, se refirió a la retención de un "represor" que había disparado en contra de algunos manifestantes en la ciudad de Masaya, y "al hacerlo hablar", por su acento, pudieron constatar que se trataba de un cubano.

    Bravo agregó que al principio pensaron que el "paramilitar" era de origen venezolano. "Él no hablaba, no quería identificarse. La población lo estaba maltratando porque había disparado contra civiles. Él dijo que se iba con el 'consolte' en mi motocicleta a un hospital, una palabra que es muy cubana. Era un ciudadano de unos dos metros, de tez blanca y puedo testificar que era cubano", subrayó.

    Asimismo, el exmilitar nicaragüense Carlos Zamorán aseguró que desde la década de 1980 había presencia de cubanos en las fuerzas castrenses de su país. Sin embargo, señaló que en la actualidad la injerencia de La Habana es más evidente.

    Según sus palabras, "estos cubanos eran supuestamente asesores, pero se preparaban para torturar y asesinar a campesinos". Acotó que con el retorno de Ortega a la presidencia en 2007 "volvieron estos supuestos asesores cubanos" en mayor número.

    Los testimonios escuchados en el foro de la Comisión Justicia Cuba serán evaluados por los miembros y asesores de esta organización, que es impulsada desde hace dos años por el Directorio Democrático Cubano y la Asamblea de la Resistencia Cubana con el respaldo de organismos como la OEA y diferentes países que se han sumado a esta causa.

    De igual forma, un sexagenario que se identificó como Rigo Andrés Gómez aseveró que es tanto el adoctrinamiento cubano en Nicaragua que "hasta nos quieren cambiar nuestras creencias en Dios", y responsabilizó a la dictadura de Ortega de "invadir los templos para que el pueblo entre en pánico".

    Sobre este foro realizado en San José de Costa Rica, Martín Paz, exconcejal venezolano y miembro de la Comisión Justicia Cuba, sostuvo que la misión final del comité multinacional es llevar "los crímenes del castrismo ante un tribunal internacional".

    Por su parte, el abogado español Manuel Zalba, quien también integra esta comisión, indicó que "el régimen cubano impuso su modelo de represión en Nicaragua desde hace varias décadas", a lo que la activista por los derechos humanos Berta Antúnez, añadió: "Nos hacía falta esta comisión porque el régimen de Cuba ha llevado sus tentáculos a otros países".

    El escritor y también exprisionero político cubano Pedro Corzo dijo que el foro "ha sido una oportunidad para que los nicaragüenses puedan pedirle al mundo que se haga justicia y para que estos regímenes no sigan oprimiendo a nuestros pueblos".

    El asesor de la comisión, Jorge Planas, destacó el papel que cumple ese comité y dijo que "estamos aquí para recopilar información y vamos a estudiar caso por caso para llevarlos a un tribunal internacional cuando llegue el momento".


    ARTICLE LINK

office: +1 (305) 220-2713 email: info@Directorio.org