La muerte de Carlos Fernández Gondín

17 Jan 2017 3:15 PM | Silvia G. (Administrator)

Editorial, Orlando Gutiérrez


La muerte de Carlos Fernández Gondín

La muerte de Carlos Fernández Gondín posiblemente sea de mayor importancia para el post-castrismo que la muerte del mismo Fidel Castro.  ¿Porqué afirmamos esto? Porque mientras Fidel Castro era el símbolo obsoleto de un cruel experimento social fracasado, Carlos Fernández Gondín era la la eminencia gris que representaba el traspaso de la continuidad de la conducción de las estrategias represivas de la primera generación de jefes de la tiranía, a la segunda generación a la que los primeros  intentan pasarle el poder.  Para llegar a inspirar el miedo que inspiraba Gondín en las mismas filas del Régimen, tendrían que decidir los nuevos oficiales del MININT y del MINFAR si adentrarse o no por un camino de interminables crímenes de lesa humanidad.

Gondín, quien supervisó o dirigió algunas de las acciones represivas más criminales de la tiranía castrista, como fue la masacre de los sobrevivientes del desembarco de Vicente Méndez; la detención, tortura y ejecución de oficiales jóvenes de las FAR que conspiraban contra la el castrato a comienzos de los años 70; el caso Ochoa; el hundimiento del remolcador 13 de Marzo, y toda la persecución y represión contra la resistencia, era un hombre temido en las filas del MINFAR y del MININT.

Según un alto oficial de las FAR que rompió con la tiranía, Gondín era parte esencial “del nudo del poder…” Ese nudo del poder constituído en su interior por un núcleo muy reducido de hombres que han tomado las decisiones desastrosas que han llevado al país a la crisis social, económica y moral en la que se encuentra, y a la nación a la catástrofe demográfica: Fidel y Raúl Castro, Ramiro Valdés, José Ramón Machado Ventura, Abelardo Colomé Ibarra…y Carlos Fernández Gondín.

En su haber Gondín también tenía el haber sido parte de la vanguardia operative castrista que le abrió paso a la intervención militar en Angola en apoyo al MPLA, así como la concepción y coordinación de la represión contra el levantamiento estudiantil venezolano en el 2014.

Gondín era uno de los personeros del régimen más directamente ligado a crímenes de lesa humanidad, hombre de absoluta lealtad a Fidel y Raúl Castro…eje de las estrategias represivas que han logrado hasta hoy la supervivencia del castrismo.

Su ausencia física hace hoy más patente que nunca la disyuntiva ante la cual tienen que encontrarse las nuevas generaciones de hombres y mujeres capaces que están dentro de la filas de la tiranía.

La naturaleza misma parece estar barriendo de la faz de la nación cubana a esta caterva de criminales, ante lo cual tenemos que preguntarnos: ¿queremos una Cuba que siga, de manera suicida, por el sendero de destrucción, desunión y muerte al que estos hombres la condenaron?

Esos cientos de profesionales de una nueva generación, ¿repetirán crímenes como los cometidos contra el pueblo por este grupo conspirativo, o trabajarán, desde donde se encuentran, para enrumbar al país hacia un nuevo destino, hacia el estado de derecho, hacia la restauración de las libertades conculcadas, hacia la reconciliación de todos los cubanos en el afán de construir una república nueva y próspera?

Sé que esta decisión tiene que ser urgente, porque la situación que enfrenta el país es grave: la economía se derrumba, Venezuela ya no puede más, una nueva administración se asoma en los Estados Unidos, pero sobre todo…la Resistencia, el Exilio, se ha levantado con más energía que nunca, renovado en su afán de lograr una Cuba libre.

Sí, la vida de Fernández Gondín habla de represión, de aplastamiento de los esfuerzos libertartadores cubanos, pero también atestigua que estos esfuerzos han sido incesantes… ¿Querrá verdaderamente una nueva generación de jóvenes oficiales cubanos perpetuar la lucha fraticida entre cubanos, que ha costado a Cuba tantos años de luto y estancamiento? ¿Se tragarán la bazofia con que una sola familia y un solo partido pretenden adormecer al país?

El castrismo se muere, se muere y se hace polvo y desaparece, dejando a Cuba en ruinas…¿puede alguien que ame a su pueblo querer perpetuar esta infamia?



.

Directorio Democrático Cubano  is a 501(c)3 non-profit organization | 730 NorthWest 107 Avenue, Suite 117 Miami, Florida 33155 | 305-220-2713 |  info@directorio.org