Victoria en La Habana

29 Jun 2016 10:24 AM | Silvia G. (Administrator)
   

Victoria en La Habana

Dr. Orlando Gutiérrez-Boronat

Directorio Democrático Cubano

Comentario transmitido por Radio República 29 de junio del 2016

“Civil disobedience becomes a sacred duty when the state has become lawless or corrupt.  And a citizen who barters with such a state shares in its corruption and lawlessness.”

“La desobediencia civil se convierte en un deber sagrado cuando el estado no acata la ley y es corrupto.  Y el ciudadano que canjea con ese estado participa de la corrupción y la ilegalidad del mismo”. -                                                                                                                                             Mahatma Gandhi


El objetivo básico de todo régimen totalitario para asegurar su permanencia en el poder y para reafirmar también su indigna definición de la persona humana, es usurpar la capacidad de pensamiento propio de la ciudadanía.  Así vemos que muchos cubanos repiten, aunque estén en contra de la dictadura, lo que esta quiere que piensen. 

Lo más chocante es que hasta hay líderes opositores que no definen las cosas tal como son.  Por ejemplo, ese régimen no es un gobierno, es una dictadura.   Raúl Castro no es un presidente, es un tirano.  Tanto nos hemos acostumbrado los cubanos al control diabólico de la dictadura que nos sojuzga, que sin darnos cuenta nos convertimos en voceros de sus líneas de control ideológico.  

Así es que por estos días escuchamos decir, algunas veces con buena intención, dentro y fuera de Cuba, en cuanto a Berta Soler y la Campaña “Todos Marchamos” se refiere, que “ha habido una derrota en la Habana”, que las Damas de Blanco y la Campaña “Todos Marchamos”, han perdido el espacio en la Quinta Avenida por no saber contemporizar con la dictadura, por no ser razonables con los represores, en realidad, en resumen, lo que quiere ocultar la Seguridad del Estado cuando emite esta “línea” es que Berta Soler y la Campaña Todos Marchamos aspiran a despertar a nuestra sociedad, a nuestro pueblo, y no aceptan el letargo que de manera inmediata nos lleva, cuando menos, a la preservación en el poder de los Castro. 

Vamos a empezar por decir que en el escenario cubano hay muchas propuestas en el imaginario político: esquemas de transición, reclamos de plebiscitos, plataformas electorales incipientes, ingenios de participación en el mismo sistema de votaciones de la dictadura.  Todas estas son respetables desde mi punto de vista porque provienen del pensamiento libre de ciudadanos amantes de la patria y porque en el pensamiento libre está la semilla de la liberación, pero todas estas propuestas, insisto, son frases en el imaginario político.  No existen actualmente en el terreno de la acción política.  Lo que se manifiesta en estos momentos en el terreno de la acción política es el esquema de continuismo de una dictadura que se está vertebrando política, económicamente y socialmente para pasar el poder a una generación nueva de los Castro.  Y frente a ese esfuerzo continuista, hay una resistencia, una resistencia que heroicamente en las calles del país y principalmente aunque no exclusivamente en las filas de la unitaria campaña de “Todos Marchamos”, está enfrentando al Régimen tiránico en el espacio público de manera cívica y decidida. 

Ninguna resistencia tiene como objetivo la conquista de territorio. La ocupación de espacios es una metáfora para algo mucho más importante, la lucha real: la contienda por el corazón de un pueblo.  Y por los últimos 59 domingos, un nutrido grupo de patriotas, principalmente en la Habana pero también en otras partes del país, un nutrido grupo de patriotas encabezados por damas cubanas vestidas de blanco, portando gladiolos, han enfrentado golpes, quemaduras, patadas, inyecciones, mordidas, navajazos, escupitajos, llaves de judo y golpes de karate, para levantar el corazón de un pueblo, para despertar la conciencia de la nación, para salvar, sí, para salvar el alma de la nación cubana, para que nuestro estado pueda resurgir de sus cenizas como república al servicio de los derechos inalienables de nuestra estirpe cubana. 

Y estamos también viendo, en la medida que se suceden los domingos, como la llama de la rebeldía cívica se extiende, como se dan las protestas públicas espontáneas en diferentes partes de la capital, como ese pueblo, siguiendo el ejemplo de Todos Marchamos, comienza a vencer su miedo y a actuar con la misma dignidad de nuestros mambises. 

Sé que Todos Marchamos no empezó con Todos Marchamos.  Hay una posición de resistencia que marcó lo mejor de la nación cubana desde los inicios del horror castrista.  Hay un camino de resistencia cívica allanado por el Comité Cubano de Derechos Humanos, por Concilio Cubano, por el Proyecto Varela, por el Ayuno de Tamarindo, por el Movimiento Nacional de Resistencia Cívica Pedro Luis Boitel, por los movimientos de lucha agrupados en el Frente Nacional de Resistencia Cívica.

Todos Marchamos comenzó con el ejemplo de resistencia dado por tantos y tantos miles de cubanos que no han aceptado ni la dictadura ni la blandenguería de los aliados y se han erguido desde sus propias condiciones y circunstancias para luchar por la patria, ejemplo encarando por nuestros presos plantados en las prisiones políticas.  Pero lo que es innegable es que Todos Marchamos y las Damas de Blanco son hoy la expresión más clara y visible de esa resistencia que esta hoy en las líneas frontales, luchando por despejar las tinieblas que ahogan nuestra alma nacional. 

¿Y qué quiere decir apoyar a Todos Marchamos? Vamos a estar aún más claros: apoyo a Berta Soler y a Ángel Moya, a la directiva de las Damas de Blanco y a los integrantes del Foro de Derechos y Libertades, así como todas las organizaciones de la resistencia en las calles, porque estos cubanos son hoy el epicentro de la resistencia.  ¿Y qué es la resistencia? La resistencia es el grito de vida del pueblo cubano.  Porque a lo que verdaderamente nos enfrentamos, lo que estamos tratando de evitar, es la desaparición del pueblo cubano.

El resultado real, orgánico, del totalitarismo castrista ha de encontrarse en un lugar: en el daño a la vida de los cubanos.  Y el que quiera la respuesta real a lo que ha significado el comunismo para la vida nacional cubana lo que tiene que hacer es mirar el horror de la tasa de natalidad cubana, el horror de las estadísticas de aborto en la sociedad cubana.  Desde el advenimiento del castrismo al poder, la población cubana, al contrario del resto de los países latinoamericanos y de la región en su conjunto, no ha logrado duplicar su tamaño.  Esto es catastrófico.

Un país que creció intensamente desde comienzos del siglo XX hasta 1959, hoy se ha convertido en el más envejecido de los países latinoamericanos.  Cuba, en 1960, ya tenía la tasa más baja de mortalidad infantil de toda la América Latina, superior inclusive a la de algunos países europeos.  Hoy en día, sin embargo el 60 por ciento de los embarazos cubanos terminan en aborto, lo cual constituye la tasa más alta del Hemisferio Occidental.  En tan solo 50 años, el 40 por ciento de la población cubana va a tener más de 60 años.  No hay servicio de salud social que pueda aguantar este peso. 

Si el castrismo sigue en el poder, con sus dañinas consecuencias para el pueblo cubano, estarán condenadas generaciones futuras de cubanos a vivir intentado evitar que el país colapse sobre sí mismo.  La nación cubana caerá exhausta, agotada por el envejecimiento demográfico fuera de control.

¿Por qué los cubanos matan a sus hijos?  ¿Por qué los cubanos mueren y  no se reproducen?  ¿Por qué huyen de la Isla en cada dirección que pueden? ¿Por qué no soportan en su vida misma el peso de existir sin libertad, coartados, manipulados, reprimidos, separados de sus genuinas tradiciones, frustrados en sus aspiraciones personales, engañados sobre su historia, sujetos a la tensión constante de la guerra sin fin que el estados comunista, ajeno a nuestra real idiosincrasia, libra en contra de ellos, de nosotros.

Un pueblo comienza a morir cuando las mujeres optan por no ser madres, cuando aterrorizadas por el presente angustioso y terrible que vive el país, optan por no condenar a sus hijos al mismo.  Por eso, en una tierra que en angustiosa protesta las mujeres rehúsan parirle población al desastre socialista, tienen que surgir las Laura Pollán, las Berta Soler, que le reivindican la dignidad y el decoro al ser madre cubana, y de luchar por un futuro de libertad, como aquella madre nuestra, Mariana Grajales, que nos enseñó a todos a ser cubanos.  Cuan real, cuan bello que sean madres cubanas las que  hoy encabezan la lucha por la libertad de un pueblo que está muriendo.

La esperanza radica que entre la vida y la muerte del pueblo cubano se ha erguido una resistencia: aquellos que luchan sin tregua en sus principios contra una dictadura que es la negación, como lo ha demostrado, del mismo deseo de vida del país.  Los Castro son, como dijera Rafael Díaz-Balart, la Anti-Cuba.

La resistencia sabe que con este régimen no puede haber ni trueques ni negocios ni entregas ni rendiciones, porque no se trata de una competencia en buena lid contra un adversario político, sino una lucha por la existencia misma de la nación contra una fuerza diabólica que la desgasta.  Hoy por hoy, la vanguardia de esa resistencia está en los que a lo largo y ancho del país protestan en  las calles y las aceras y en aquellos que espontánea pero crecientemente los emulan.  O los anti-cuerpos de nuestro pueblo expulsan al virus que mata la patria o perece Cuba. 

La vanguardia de la resistencia está en tí, en un pueblo que se levanta uno por uno, grupo por grupo, municipio por municipio, reclamando lo robado: la libertad que le pertenece a todo un pueblo.

Por eso, cada vez que un cubano se levanta contra la sentencia de muerte que el totalitarismo le ha impuesto al pueblo de Cuba, renace la esperanza, sobre todo hoy, cuando esas damas de blanco, seguidas por hombres y mujeres valientes, le han mostrado al pueblo como luchar, como resistir.  No, no hay derrota en la Habana.  Atacan a Berta, a Angel, a las Damas, a Todos Marchamos, a toda la resistencia, porque está avanzando en un terreno donde no puede avanzar la dictadura: el corazón del pueblo.  Derrota para un pueblo esclavo y moribundo es que en sus calles no se levanten voces contra el oprobio, victoria es cuando sus hijas e hijos se levantan para luchar por la esencia de la vida misma que es la libertad, pues tal como dijo el filósofo estadounidense Emerson, cuyas ideas influyeron mucho en nuestro Apóstol: lo que el oxígeno es para los pulmones, la libertad es para el alma del hombre.

                                                          #  # #

Comentario de Angel Moya:

Un saludo hermanos,

solo Dios sabe que estamos en en el camino correcto y este comunicado de ustedes(Orlando ,el Directorio) es una revelación  de Dios que nos dice  no están solo y cuando esto , cuando llega la solidaridad de ustedes jamás pactaremos la libertad de Cuba y de los presos políticos con el Tirano y ni con nadie, el domingo 59 de represión contra #TodosMarchamos decidimos romper nuestros equipos de lucha contra el régmen antes que cayeran como trofeo en manos del DSE, hermanos nos han criticado la acción,unos con buena fe y otros con muy mala fe, hoy lloré y le dije a una hermana solo Dios sabe que estamos en camino correcto:,nuestros patriotas quemaron Bayamo antes que cayera en manos del enemigo(Españoles), nosotros hemos hecho lo mismo:rompimos nuestros equipos antes que cayeran en manos del DSE.

Dios premia las buenas acciones y que mejor acción que exigirle al regimen con la acción directa la libertad de todos los presos políticos durante 59 Domingos  en la campaña #TodosMarchamos,leí el mensaje de ustedes y de nuevo lloré pero a sola y me dije aquí esta el premio de Dios que nos dice no estamos solo y les digo a todos ustedes confíen en nosotros porque jamás vamos a pactar la libertad de Cuba y de los presos políticos con el Tirano y ni con nadie.

Les agradezco este gesto de solidaridad,ustedes no saben la importancia que tiene para mi y con toda seguridad para Berta ,Las Damas de Blanco y todos los que cada domingo vamos para el #TodosMarchamos


      



.

Directorio Democrático Cubano  is a 501(c)3 non-profit organization | 730 NorthWest 107 Avenue, Suite 117 Miami, Florida 33155 | 305-220-2713 |  info@directorio.org